lunes, 8 de enero de 2018

vaya nevada

Son días de nieve,frio,lluvia y viento;son,días de invierno.

El puente de Reyes,se destacó por el mal tiempo y los desplazamientos en tren,coche y autobús.Todos procuramos emplear esos días de descanso en cambiar el ambiente,despejar la rutina y aprovechar para conocer algo mas o simplemente,visitar a nuestros familiares.

Son días que se prestan al descanso,al entretenimiento  y a hacer esas cosas que no podemos hacer habitualmente.
Aunque los desplazamientos cuando son por carretera,nos cuestan un pico,pues al margen e poner nuestro vehículo a punto,hay que sumar el combustible y el peaje de nuestras hermosas y cómodas autopistas.

También hay quien aprovechando su juventud,se arriesgan a experimentar la subida a algún pico en plena madrugada,en camisa y playeros.

El gobierno por su parte,echa balones fuera diciendo que el temporal se había anunciado en las redes sociales y que las personas tenían que ser mas responsables a la hora de programar el viaje,ya que no siempre se debería de emprender esta aventura teniendo en cuenta las inclemencias del tiempo.

Hace años pasó esto en la comunidad en la que vivo y la oposición en aquel momento pidió cabezas y dimisiones;pero ahora parece que la culpa es de quienes viajan.

Porque aquí se mete a todos en el mismo saco,pero no es así;los que viajan para el descanso y el disfrute,como los que viajan porque tienen que acudir al trabajo,al médico,a la compra,a una urgencia etc,necesitan tener la carretera limpia.Si son poco las quitanieves que hay,que pongan más.
Si no hay suficiente con los operarios que están,que contraten mas,ya que hay muchas personas al paro y necesitan ese trabajo u otro.

Si la concesionaria es privada,es responsabilidad del gobierno hacer que cumpla con sus obligaciones ya que esas autopistas se han hecho con los impuestos de todos nosotros y además,sinó pagamos el peaje correspondiente,no nos abren la barrera.

No se debería de culpar a las personas por salir a la carretera y hacer los desplazamientos que consideren necesarios.tal vez,eso si,tendríamos que ser mas previsores y en caso de viajar con menores,llevar suficientes alimentos y agua para pasar unas horas.
pero en este caso,fueron muchas.

Alguien se paró a pensar que entre las miles de personas atrapadas en la nieve,hubiera un infartado? O tal vez,un parto.O una bajada de azúcar,o tantas y tantas cosas.

Me seguiría despachando en torno a esto,pero todos sabemos que quienes tienen la responsabilidad de que funcione el país,no somos nosotros.Son quienes al igual que los magos de Oriente,prometen todo y luego cumplen lo que les viene bien.

En cuanto a los jóvenes que llamaron a protección civil,creo que deberían de ser un poco mas responsables,ya que lo hicieron sin tomar ningún tipo de precaución,en una actitud poco valorada,sin pensar que arriba estaría peor que abajo y que en enero y nevando,no se debería de viajar a las tantas de la madrugada,en camisa y playeros.

Pero eso no quiere decir que no les haya que prestar ayuda;pero no se puede poner en riesgo la vida de otros,porque a nosotros nos pareció oportuno hacer una chavalada.
Creo que cuando hay imprudencias,hay que ayudar,pero depende de como se haya desarrollado,tendrán que pagar un precio por ello.

Pero lo que es público, o se haya hecho con el dinero de todos como son las autopistas,siempre será responsabilidad de quienes estén en el gobierno.

Por lo que considero;responsabilidad de nuestros actos y responsabilidad de nuestro gobierno.

Pero no es igual,que unos jóvenes no hayan valorado que esa zona no era la mas apropiada para subir esa noche,que el gobierno nos pida que nos quedemos en casa porque va a nevar.No es igual.

Esto,como siempre,es mi opinión y a pesar de que creo que debería de ser así,también respeto quienes crean que se puede hacer de otra forma.


lunes, 1 de enero de 2018

Los Magos 2018

Acabo de escribir la carta a los reyes Magos para mis nietos.

Estoy esperando que vuelvan para si están de acuerdo con lo  he redactado,que la firmen y entregarla en los buzones que hay instalados para la entrega.

Las hice yo,porque mi nieto aunque sabe que hay que contar todo a los magos y decirles si hemos hecho algo que no esté bién,el es capaz de verbalizarlo,pero reconocerlo por escrito,no.

Asi que se puso a escribir,pero procuró pasar por alto aquellas imperfecciones que haya hecho y que aunque reconocidas,no le apetecía poner en el papel.

Bueno,yo no se si acerté o no,eso ya me lo dirá él cuando lea la carta y decida si es la correcta para enviarla a tan magnas personalidades.

Esto,nos pasa a los mayores también.No somos capaces de decir un lo siento,me equivoqué.
No sabemos reconocer los errores,no queremos de ninguna de las maneras que tenemos la culpa de algo y para evitar eso,hay personas que se escudan en el ataque.
Negar la realidad,atacar antes de que te ataquen,manipular la verdad y darle mas importancia que tienen en la mayoría de las ocasiones.

Pero ahora existe mucho el yoismo;el pretender saberlo todo,aunque desconozcamos la mayoría.
Un hacer verdad una mentira mil veces dicha,una dignidad mal interpretada,un no saber y pretender demostrar, un mil cosas  que a fuerza de practicar,ya no sabemos si es una realidad o simplemente virtual.

Hoy tenemos mas información de la que muchos podemos asimilar y unos debates,virtuales y reales que a veces distorsionan el principio de una cosa.

Pero todos tenemos razón,todos damos consejos,todos,juzgamos y muy pocos tenemos el tiempo suficiente para como las máquinas,reiniciarnos,

Así que tampoco me extraña mucho que un niño de seis años,quiera evitar que se sepan sus errores y defectos,pues vive en un mundo en el cual el perfeccionismo,el conocimiento,el debate  y el ocultar las miserias,es el pan nuestro de cada día.

Que van a hacer los niños,cuando ven a los mayores hacer cosas que no entienden,que disfrazan y que siguen como si no pasara nada?

Pues ellos,tampoco.

Claro,que como Melchor,Gaspar y Baltasar,saben casi todo porque para eso tienen a los enviados y a los príncipes que los acompañan a caballo por las calles de nuestros pueblos y que hacen que con todo ello,haya muchos niños felices


sábado, 23 de diciembre de 2017

Feliz Navidad

Y la cuestión es,que no me siento vieja.

Bien cierto es que me voy haciendo mayor,pero poco a poco;no mas mayor de 365 días cada año que pasay eso si,que ya pasa bastante rápido.

Por lo demás,nunca estoy pendiente de los años que pasan,ni de como poco a poco,vamos consumiendo nuestro tiempo.

Pero hay fechas como las Navidades,que por la forma que hoy la celebramos y como lo hacíamos antes,nos hace ver que ya pasó mucho tiempo.

Los que de una forma u otra me seguiis,sabeis que si escribo algo es porque puede pasar alguna cosa relevante o porque alguien con su comentario o actitud,me hace reflexionar sobre lo mismo.

Así que hoy después de leer algo sobre como compramos tiempo para nuestros hijos a base de regalos,recordé como yo y la gente de mi edad vivíamos las Navidades.

Antes,estas fiestas eran esperadas(por lo menos lo que yo conozco) porque el día de Nochebuena se hacía una cena especial y siempre estábamos los padres y los hijos juntos en torno a la mesa;el colofón de la fiesta era el turrón,las uvas pasas,las peladillas y alguna vez alguna cosina más.

El día de Nochevieja,ya no era lo mismo,porque casi nunca estábamos los cuatro ya que mi padre trabajaba y después de salir se tomaba algo con sus compañeros.Asi que la cena éramos tres.
Pero siempre esperando que llegara él,porque era quien nos traía el turrón de ese día.

De los Reyes no me apetece mucho hablar,aunque eso si,algún regalo nos traían y un revoltijo.

Luego,según nos hacíamos mayores,ya teníamos la posibilidad de enviar nuestras postales navideñas a aquellas personas a las que nos unía un cariño o un apego familiar y eso era ya celebrar mas como tenía que ser la navidad.Como no había teléfono,nuestro contacto era a través de una postal, o una carta y por supuesto en ella explicábamos como nos sentíamos,las ganas que teníamos de ver a esas personas o simplemente ,una feliz Navidad y Próspero Año Nuevo.

Buff ¡Que tiempos!

Cuando antes me refería a que ahora se compra el tiempo,quería decir que ya no tenemos  esto para dedicarlo a los demás y claro a nuestros hijos queremos suplírselo de alguna forma;esto lo arregla la tecnología y de que manera.
Lo que yo decía que había leído por la mañana era un ejercicio que había hecho una profesora con unos cuantos niños,pidiéndoles que escribieran su carta a los Reyes y que pidieran lo que mas querían.Luego,les dijo que escribieran otra a sus padres y en ella los niños básicamente les pedían tiempo para poder estar juntos.
Cuando la profesora les dijo que eligieran entre una carta y otra para quedarse con sus regalos mas preciados,todos eligieron la carta de sus padres;todos quisieron el tiempo para estar juntos un poco más.

A los adultos,nos pasa casi igual.
Antes,las postal o la carta.
Después,el teléfono y aquellas llamadas de última hora para desear a nuestra familia y amigos una Feliz Navidad.

Fuimos mejorando y ya empezamos a enviar sms,porque era mas fácil y rápido.

Ahora,nos enviamos whattsap con muñequitos que dicen palabras bonitas y emoticonos que cuentan nuestro estado de ánimo.

Pero yo creo que no es falta de tiempo;es mas bien falta de ganas.

LLegará el día en que nos deseemos las felices fiestas a través de un pavo relleno de buenos deseos?

Feliz Navidad

lunes, 18 de diciembre de 2017

estrella

Hoy,eschuché decir en un grupo al que pertenzco,un refrán que dice que unos nacen con estrella y otros nacen estrellados.

No se si eso es cierto o no,o simplemente es un dicho como otros tantos que vienen de la sabiduría popular y que en muchas ocasiones,tienen mucho de cierto.

Vamos desde el principio.

Tener estrella,debería de ser que seas un hijo/a deseado.Que tus padres quieran tenerte,que seas una ilusión y que se cuenten los días `para ver tu carita.

Que desde el momento que nazcas,seas algo muy importante,que tengas el cariño de tus familiares y el calor de la familia.Además,tener estrella es ver lo necesario que eres,la felicidad que aportas,el cariño que recibes y como no,el que tu puedes dar.

Tener estrella es,que te valoren los tuyos,que te escuchen cuando dices o propones,que te acompañen en la vida y que estés muy seguro de que tu familia,siempre estará ahí,para apoyarte en caso de necesidad y sinó,para saber que los tienes.

Bueno,eso y mucho más,es nacer con estrella.

No tener estrella,es otra cosa.

No tener estrella es,que quienes tuvieron la responsabilidad de traerte a este mundo,te digan que fuiste un descuido;que eres un problema,pues si no sobraba antes,contigo,faltará.

Nacer sin estrella es,que seas la o el culpable de todo lo que sale mal a tu alrededor.
Que nadie te diga lo que vales,sinó,lo que no vales.

Nacer sin estrella es,ir por la vida haciéndote el duro/a,a pesar de que muchas veces te gustaría ser tu mismo sin disimulos.

Cuando se nace en un momento inapropiado,en un lugar desafortunado,en un sitio escaso,sin que nadie te ayude a crecer,aunque se diga que así te harás mas fuerte,es fácil que hasta que no pasen los años y te des cuenta que eres como los demás,no empieces a tomar decisiones sobre tu propia vida,porque ,también hasta entonces será mas normal que te puedan manipular aquellas personas que mas cerca estén de ti.


Yo tengo dos hijos y los dos fueron muy deseados; el primero,porque queríamos tener hijos y el segundo,porque además,se hizo mucho de rogar.

Nunca me perdonaría,querer mas a uno que a otro;no viviría en paz si  necesitaran  dejar de lado a alguno de ellos.

Yo bien se que el cariño que casi todos tenemos a nuestros hijos,no se puede medir,pero en mi caso,tampoco distinguir.

A los hijos hay que darles mucho cariño;ellos no son los culpables de estar aquí,como no lo fuimos ninguno de nosotros.Y cuando se considere que cualquier otra cosa está por encima,no tenerlos.



sábado, 16 de diciembre de 2017

cena

Ayer,asistí a una cena:como tantas y tantas  que se celebran estos días.
 Pero no siempre conocemos a todos los comensales y eso me pasó durante la cena.Empezamos a hablar de todo como suele pasar en estas reuniones y de la soledad.

Cuando en una pareja falta uno de los dos,a la persona que queda le queda un vacío;un no saber que hacer con el espacio,un no acertar a no poder consultar lo cotidiano y lo que no lo es.

También queda el desconcierto de una nueva etapa,de verse perdido o perdida en este mundo,porque en la mayoría de los casos son personas que ya tienen una edad y además de la falta del ser querido,también les faltan las ilusiones de empezar una nueva etapa solos,sin ánimo para casi nada.

Pero dicen que el tiempo todo lo cura y aunque no sea así,si es cierto que cicatriza muchas heridas aunque siempre quede la marca de los puntos.

Y poco a poco,se van incorporando a la vida:actividades colectivas,cosas que teníamos olvidadas y que se vuelven a retomar.Leer,pasear,hablar con los demás,visitar a la familia,viajar,etc

Ya me imagino que no es lo mismo,pero también se debería de aprender a vivir solos.Recordar lo bueno e intentar evitar aquello que nos daña.Y sobre todo, ser lo mas independientes posible dentro de nuestra soledad.

Pero también hay soledades deseadas.También se habló en esta cena.
Cuando alguien sufre primero maltrato sicológico,cuando eso pasa a ser sicológico y físico.
Cuando estás al borde de la muerte por esos golpes que hacen perder el conocimiento y no saber como llegaste a un lugar seguro,cuando encima se ríen de ti en tu cara y siguen pisándote,estás deseando tener esa soledad y esa independencia.

De todo hubo en la cena de ayer;pero también hubo un ambiente familiar y de amistad que nos hizo pasar una noche de tertulia y así dejar que quienes tenían la necesidad de explicarse,lo hicieran.

Ojalá que todo esto sirva para algo.Sobre todo,que nada es blanco,ni es negro.
La vida tiene muchos matices.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Otra Navidad

Ninguna Navidad es igual;no se si mejor o peor,pero distintas.

Seguramente lo que son diferentes son los estados de ánimo con la que nos enfrentamos a estas fiestas.

Cada año,hay distintos problemas.

Cada año,hay diferentes necesidades y cada año,hay inmensas ganas de cambiar lo que este año no fue agradable y le pedimos al que viene a través de una ceremonia entre mística y festiva,que ese Año Nuevo que viene,nos deje todo eso que necesitamos ya que a este que se va,ya le pedimos que se lleve todo lo malo que se trajo.

Hay muchas formas de recibir el año,de celebrar la Nochebuena,la Nochevieja,los Reyes.Pero metidos en harina como estamos,no nos damos cuenta que nada va a cambiar porque se acabe un día,un mes,o un año.

No podemos pensar(aunque si lo hacemos)que a las doce menos cinco del día 31 de diembre,estamos mal y que a las 01 minuto del 1 de enero nuestros problemas ya se han solucionado.

Eso,aunque se cumplan todos los ritos que teóricamente deberemos de hacer en el tránsito.
Son muchos,pero me vienen a la mente algunos como,comerse las doce uvas durante las campanadas,tener el pie derecho posado(como si el izquierdo no fuera bueno)tener un anillo de oro en el champán,llevar ropa interior roja,etc.etc,etc

Hay quien romple algún plato de la vajilla,quema los calendarios del viejo año y un sinfín de cosas más.

Bueno,ahora y después de quedarnos con un plato menos,haber manchado con ceniza nuestra terraza,pasar grandes apuros para no atragantarnos con las uvas,tragarnos el anillo con el apuro del brindis y algunas cosas más,ahora que?

Pasó algo de lo que tanto deseábamos? No verdad?

Era de suponer,porque cuando preparamos la fiesta navideña en función de lo que nos falta y pretendemos que el año nuevo nos regale,la respuesta es la desilusión.

Pero cada cual pone las ilusiones en el plato que quiera elegir.

A mi particularmente,me gustaría que esta Nochebuena estuvieran con nosotros nuestros hijos,Que aunque seguro que así va a ser,además me gustaría que en nuestra mesa hubiera armonía,conversación,planes futuros,cariño,compañía y que nuestro deseo de estar juntos y seguir compartiendo la vida,no se nos agote.

Me gustaría que fuera una noche feliz;pero como me gustaría que fueran todas.

Y seguro que así va a ser.Compartiremos conversación,compañía,opiniones y también algún que otro manjar.Pero lo mas grande de esta Nochebuena y de todas las noches,es que sean buenas.Paz y armonía.Disfrute y vivir la felicidad de estar todos juntos.

Y aunque no quiero pedir nada que yo no pueda conseguir,solo aspirar a que el próximo año estemos haciendo lo mismo,y sobre todo,que seamos los mismos y si puede ser alguno mas.

Es la primera Navidad en que no están mis nietos,pero tengo la fortuna de poder tenerlos muy a menudo conmigo,por lo que el día que vengan,también será otra alegría a sumar.

Y recordar desde aquí,a aquellos familiares que el pasado año estaban y este ya no;tenerlos presentes en nuestro pensamiento,pues de esta forma aunque no estén,estarán.

Quiero despedirme diciendo lo siguiente:están muy bien los buenos deseos y la confraternización,pero vamos a intentar que el 1 de enero empecemos a practicar la teoría de la Navidad



martes, 21 de noviembre de 2017

como todos los años

Como casi todos los años,al llegar estas fechas me pongo triste.

No se muy bien porque,pero parece que el otoño,las pocas horas de luz,los preparativos prenavideños(cenas con amigos,compras de navidad,regalos de papá noel y reyes)y algunas otras cosas,vienen a consumir ese tiempo que a veces necesitamos como propio.

No se si antes teníamos mas tiempo, o menos años;no se si quizá teníamos mas ilusión y ahora somos mas realistas.

Tal vez,el exceso de todo,nos haga rechazar lo que en otro tiempo deseábamos.Pero sea cual fuere la razón,bien cierto es que ya no son lo mismo las fiestas navideñas.

Y no se trata solo de que manjares ponemos en la mesa,no;hace unos cuantos años,recuerdo las fiestas como un trabajar en pos de que todo saliera perfecto para luego reunirnos a la mesa y disfrutar de la cena y de la conversación.Y también de la ilusión por todo aquello que durante el año no teníamos y que ahora en la mayoría de los hogares ya no echamos en falta.


Pero claro,ni todo es navidad,ni todo son buenos deseos,ni tampoco todas las familias lo pueden pasar de la misma forma.

Ya,ya,se que cada barco tiene que arriar su vela,pero no por ello puedeo dejar de pensar en todas esas familias que en lugar de disfrutar la navidad,solo la sufren.

Hay ocasiones, en las que se complican tanto las cosas en las familias,que cualquier tipo de actividad que no sea la rutinaria,ya es un problema.

Porque por muchos buenos deseos que la mayoría nos deseemos unos a otros,hace falta mucha fuerza para poder sobrellevar una enfermedad,la falta de un ser querido,la ausencia de alguien que aunque esté,no está.

También hace falta ser muy positivo,para ser feliz en esas fechas donde casi todo es regalo y despilfarro,cuando muchas familias dependen de un subsidio o del banco de alimentos.

Quizá nos estemos excediendo en todo.

Pero también y aunque creo  que nuestra prioridad debería la de ser lo mas felices posible,tal vez deberíamos de moderarnos y pensar que la vida es otra cosa y la felicidad también